martes, 7 de mayo de 2013

[Novedades Mayo] Ediciones Urano México

Casada con apenas dieciséis años con su amigo y vecino de diecinueve, el conde de Maybury, Georgia siempre ha sido fiel a su marido, aunque jamás dejó de coquetear con otros hombres y actuar de una manera que, para las rígidas convenciones de la época, podía parecer demasiado atrevida. Cuando el conde muere en un duelo, arrecian los rumores de infidelidad y engaño. La joven viuda debe ocultarse en casa de sus padres para superar el dolor por la muerte de su marido y para protegerse de las maledicencias.

Pero no contaba con que aparecería lord Dracy, un noble arruinado pero increíblemente atractivo. Y mucho menos que el propio padre de Georgia la ofrecería en matrimonio a Dracy para pagar una deuda de juego. Mientras ella trata de recobrar su reputación y Dracy intenta desvelar el complot que se oculta tras los malintencionados rumores, surge entre ambos una atracción que puede poner en peligro todo aquello por lo que luchan.
 A Daniel Smythe-Smith le molesta bastante que lo acusen de hacer trampas en el juego. Y, si además está ebrio, las cosas pueden empeorar mucho. Después de un duelo en el que mutila a su rival, Daniel debe exiliarse. Cuando, por fin regresa, no da crédito a sus ojos al encontrarse con Anne Wynter, institutriz de sus primas. A pesar de que su vida aún corre peligro, Daniel hace todo lo posible por acercarse a ella. Y a Anne no le es indiferente ese joven y caballeroso noble. Pero la bella e inteligente Anne ha hecho grandes esfuerzos para dejar atrás su pasado y conseguir el trabajo de institutriz. Porque ella también tiene un secreto que ocultar, y la presencia de Daniel puede dejarlo al descubierto. De todas maneras, a pesar de los riesgos, la atracción entre Anne y Daniel es cada vez más difícil de superar, especialmente si las propias primas de Daniel, las alumnas de Anne, parecen decididas a que triunfe el amor...

 Después de que la novela que escribió
basándose en su vida se convirtiera en
un best seller, Connie Shapiro dejó de lado
la fama a cambio de una vida estable y previsible.
Ahora toma clases de yoga para mayores de
cuarenta, mantiene un matrimonio sin sorpresas
con un dietólogo, y asiste a los ensayos de teatro
amateur de su hija Joy, que está punto de celebrar
su bat mitzvah, el pasaje a la madurez de las niñas
judías de doce años














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva adentro"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mis lecturas De Octubre